Cómo sacar partido a las redes sociales profesionales

Cómo sacar partido a las redes sociales profesionales

¿Qué redes sociales profesionales existen?

Al hablar de redes sociales profesionales seguramente la primera que te venga a la cabeza sea LinkedIn, ya que es la más famosa, la más utilizada y funciona de forma muy parecida a Facebook. Sin embargo, LinkedIn no es la única. Existen otras como por ejemplo Sumry o Xing menos conocidas pero que pueden abrir muchísimas puertas en lo profesional.

¿Cómo completar mi perfil en redes sociales profesionales?

Si hay una característica que todas las redes sociales comparten, esa es la de contar con un perfil de usuario en el que puedes contar quién eres y cuáles son tus intereses. En las redes sociales profesionales, tener un perfil completo y optimizado es esencial para que los reclutadores lo puedan ver, para que el personal de recursos humanos te encuentre con facilidad y también para que otros profesionales con perfiles parecidos puedan verte y, si les interesa, añadirse a tu red de contactos. Quién sabe, ¡tal vez de ahí salgan ofertas de trabajo, sinergias o proyectos que te interesen!

Y, ¿qué debo hacer para tener un perfil perfecto en redes sociales profesionales?, te estarás preguntando. Es muy fácil, basta con seguir esta pequeña guía: 

  • Foto de perfil, ¿sí o no? Esto lo dejamos a tu elección, aunque si decides añadir una foto de perfil, ¡ten en cuenta que estás en una red social profesional, no en una de ocio! O sea, nada de fotografías de fiesta, con tus amigos o posando como un instagrammer: debes elegir una fotografía profesional. Pero ojo, ¡eso no significa que tenga que ser aburrida o que tengas que ponerte americana o corbata! Simplemente procura salir bien iluminado y con buena cara: a partir de ahí, juega con tu imaginación y añade un marco de color, posa de forma distendida, utiliza atrezzo… Es decir, ¡distínguete de los demás! 
  • Añade tu currículum actualizado: este es un paso básico para tener un buen perfil en una red social profesional que sin embargo muchos usuarios olvidan. ¡Aprovecha la visibilidad que tendrá tu perfil y adjunta tu currículum actualizado! Así, si alguien te encuentra, podrá ver el resumen de tu trayectoria y quién sabe: ¡tal vez te contacte!
  • No dupliques tu currículum en la biografía:  con esto nos referimos a que no te limites a repetir tu formación, tu experiencia laboral y los idiomas que hablas en el apartado de biografía, ¡para eso ya está el currículum! En lugar de eso, cuenta por qué elegiste tu carrera profesional, qué te motiva, cuál es tu objetivo profesional, qué clase de trabajo andas buscando, qué habilidades blandas son tu fuerte… ¡Y no te olvides de darle un toque humano! Emplea el humor, usa emojis… Recuerda que no estás escribiendo un documento formal sino en una red social, así que aprovecha todos los recursos que te ofrece. 
  • Muestra de lo que eres capaz: si bien nombrar tus logros profesionales o estudiantiles es importante, también lo es añadir proyectos que hayas realizado, portfolios, enlaces a tu blog, a tu página web o a tus podcasts, artículos que hayas escrito… y comenta qué proyectos te gustaron más y cómo los llevaste a cabo. En definitiva, ¡enseña de lo que eres capaz!

¿Cómo sacar partido a las redes sociales profesionales?

Una vez tengas tu perfil completado, es el momento de empezar a publicar. Esto es fundamental para que tu perfil tenga visibilidad, ya que si no le das uso nunca conseguirás que los miembros de la red se fijen en ti o interactúen contigo. Así pues, para darle fuerza a tus publicaciones tendrás que tener en cuenta dos cosas: qué publicas y cada cuánto publicas. 

  • ¿Qué puedo publicar?

La respuesta es sencilla: contenido interesante y de calidad. ¿Y esto qué significa? Que tiene que ser atractivo, actual, y que debe provocar debate y opinión. Pueden ser noticias relacionadas con tu ámbito laboral, opiniones personales, comentarios en post de otras personas… Así conseguirás no solo ser visible al aparecer en el feed de otros usuarios, sino que también le mostrarás a la comunidad que tienes capacidad de crítica, de debate y reflexión, y por supuesto, demostrarás por qué temas tienes interés — principalmente laborales, pero también sociales, políticos…—.  Esto es será muy importante para tu marca personal, así que ¡procura cuidar bien lo que publicas!

  • ¿Cada cuánto debo publicar?

Varias veces por semana si quieres integrarte en una buena red profesional. No es necesario que publiques todos los días, pero sí que mantengas una buena frecuencia para poder interactuar con otros usuarios y conseguir que se enganchen a tus posts. Si dejas de publicar, seguramente encontrarán a otra persona con tu mismo perfil que sí lo haga y por tanto dejarán de interesarse en ti. 

Ahora que ya sabemos cómo sacarle todo el partido a las redes sociales profesionales, ¿a qué esperas? Abre un perfil en una de ellas y ¡dale un empujón a tu carrera!

Dejar un comentario