El IEE prevé que el PIB caiga un 11,3% este año, y crezca un 5,5% en 2021

El Instituto de Estudios Económicos (IEE) ha anunciado que prevé una caída del PIB del 11,3% este año como consecuencia de la crisis del coronavirus, elevando la tasa de paro al 15,9%, y el déficit público al 13% del PIB, al tiempo que prevé una recuperación parcial en 2021, cuando la economía crecerá un 6%, aunque la tasa de paro será del 18,8% y el déficit del 9,5% del PIB.

Así se desprende del último informe de Coyuntura Económica del IEE, correspondiente al segundo semestre, presentado por el presidente del IEE, Íñigo Fernández de Mesa, que ha pronosticado una recuperación en forma de ‘K’, que no llegaría a ser completa “posiblemente hasta 2023” y que será desigual por sectores y regiones.

Fernández de Mesa ha indicado que sectores como el industrial y de manufacturas se recuperarán de forma más rápida que el de servicios, y en esta línea se producirá una recuperación más tardía en las islas por la influencia del turismo.

Gregorio Izquierdo, director general del IEE, ha explicado que el escenario para el cuarto trimestre es de “mucha incertidumbre”, si bien registrará previsiblemente un avance del PIB “muy tenue” e incluso no se descarta una recaída del PIB con respecto al tercero, por el aumento de los rebrotes y la vuelta a las restricciones en algunas regiones, aunque éstas estén siendo “mucho más suaves y localizadas” que en la primera ola.

En 2020, la contracción de la demanda nacional (-10,2%), en particular, la liderada por el consumo privado (-13,8%) y por la inversión en capital fijo (-16%) serán los determinantes principales de la evolución de la producción, aunque el sector exterior también mostrará una aportación negativa sobre el crecimiento (-1,1 puntos), debido, fundamentalmente, a la caída de los ingresos procedentes del turismo y a la debilidad de la industria de la automoción, que lastrarán las exportaciones.

La previsión de una caída del 11,3% del PIB es tres décimas mayor que la realizada en julio, si bien mejora en cinco décimas el repunte previsto para 2021, hasta el 6%, y es que el próximo año la demanda interna subirá un 5,3%, con un avance del consumo privado (+5,5%) y la inversión de capital fijo (+10,7%).

En cuanto al paro, Fernández de Mesa ha valorado el impacto positivo de los ERTE. De hecho, respecto a sus últimas previsiones, el IEE ha mejorado sus pronósticos respecto a la tasa de paro y el empleo. En concreto, augura una tasa de desempleo del 15,9% este año y del 18,8% en 2021, inferior a las estimaciones del 20% y el 22% que estimaba en septiembre.

Estos niveles de empleo se darán como consecuencia de una caída del empleo en términos de EPA del 3,1% y el 1,4%, respectivamente, en paralelo a un crecimiento de la remuneración por asalariado del 1,5% este año, que se suavizará al 0,3% el próximo ejercicio.

De su lado, la media anual del IPC se situará en el -0,3% este año, mientras que alcanzará una tasa del 0,8% el próximo ejercicio.

El IEE cree que los “principales retos” de la economía española de cara a 2021 serán que los niveles de deuda y déficit no se incrementen con la misma intensidad que este año.

Como principales reformas ha pedido explicar una estrategia a medio plazo en materia fiscal y de pensiones, así como para la sostenibilidad de la deuda pública, junto a reformas en materia de formación para aumentar la productividad, la simplificación de barreras para el desarrollo empresarial avanzando en la unidad de mercado y dedicar mayor inversión pública en I+D+i, mejorando el sistema de incentivos fiscales que “no se usan por estar mal diseñados”.

Igualmente, pide que se lleve a cabo un “aprovechamiento adecuado” de los fondos europeos, para lo que ve “imprescindible” que se inviertan en proyectos “viables” con perspectiva de largo plazo que permitan retornos futuros.

Dejar un comentario