El Tesoro de Estados Unidos podría calificar a varios países como manipuladores de divisas

El Tesoro de Estados Unidos podría calificar a varios países como manipuladores de divisas

El Tesoro de Estados Unidos podría calificar a varios países como manipuladores de divisas.

En concreto, Vietnam, Tailandia, Taiwán y Suiza podrían ser acusados de violar los tres criterios de Estados Unidos para la manipulación de divisas en un estudio llevado a cabo por el Departamento del Tesoro sobre las prácticas de cambio de divisas de los principales socios comerciales.

Los expertos esperan que el presidente electo Joe Biden sea menos conflictivo con los aliados de Estados Unidos en materia de comercio, pero podría encontrar dificultades políticas al intentar retirar inmediatamente las designaciones de manipuladores de divisas.

Para ser calificado como manipulador, los países deben tener al menos un superávit comercial bilateral de más de 20.000 millones de dólares (16.432 millones de euros) con Estados Unidos, una intervención de moneda extranjera que exceda el 2% del PIB y un superávit global de cuenta corriente que exceda el 2% del PIB.

Brad Setser, execonomista del Tesoro y miembro principal del Consejo de Relaciones Exteriores de Estados Unidos, ha replicado los datos utilizados por el Tesoro para analizar estos criterios, lo que le ha permitido construir un rastreador trimestral que muestra que Vietnam, Suiza y Tailandia superaron los umbrales durante el primer y segundo trimestres de este año.

Taiwán alcanzó los tres criterios en el segundo trimestre, pero apenas superó la intervención de divisas en el primer trimestre en los datos de Setser.

No obstante, los datos del Tesoro pueden diferir y tiene cierta discreción en la aplicación de la calificación, y las circunstancias atenuantes pueden influir en sus decisiones.

Los excedentes comerciales de las economías de Asia que exportan equipo de protección y otros suministros necesarios para luchar contra la pandemia han aumentado, mientras que el capital se ha dirigido a monedas de refugio seguro, como el franco suizo.

El Banco Nacional Suizo ha gastado unos 90.000 millones de francos (82.981 millones de euros) para domar el aumento del franco en el primer semestre del año, lo que ha llevado a situarlo en el punto de mira del Tesoro.

Dejar un comentario